No la jodais. Carta a los portavoces de Podemos

Queridos portavoces de Podemos.

Hablando con algunas personas sobre Podemos, es inevitable que alguien mencione que el poder corrompe y que “estos son iguales, cuando lleguen al poder se lo llevarán muerto”, pues la experiencia nos ha dado motivos para ello, léase Partido Popular o PSOE e incluso IU.

En una de estas conversaciones, me imaginé un futuro post-gobierno de Podemos con un Monedero más mayor, un Errejón crecido y unos titulares victoriosos de ABC informando sobre las cuentas en Suiza de alguno de ellos (por decir alguien). Lo hice como experimento particular, para intentar ponerme en lo peor.

Mi conclusión fue que me dolía pensarlo.

Me jodía pensar eso.

Un hecho así me destrozaría los esquemas. A mi y a miles de personas más. Quizá millones.

Como humanos que somos, podemos huír de ese riesgo de dos maneras prácticas a priori: o no pensandolo o confiando en otros. Pero ya no hay otros en quienes confiar.

Por eso, en este momento me autonombro representante (por estadística) del votante medio de Podemos y os pido (pedimos), a vosotros, a Teresa, a los Pablos, a Monedero, a Errejón, a Carolina y a quién proceda, incluso a los portavoces de los círculos de mi barrio: No la jodais.

Es más, os exigimos que no la jodais. Y que si alguna vez teneis la tentación de perder el pulso contra la bajeza, lo hagais abandonando el barco primero.

Los españoles somos enamorados heridos, menospreciados y con la autoestima muy baja en cuestiones políticas. No soportaríamos otro abandono, otro rechazo. Catalunya ya ha dado muestras de que pasa cuando el país se pudre.

Atentamente.

 

Anuncios