Las pequeñas cosas…

He salido a la calle, esta vez con las gafas de ver de lejos.
La luz del sol me ha obligado a torcer el gesto de la cara. La luz era caliente.

No recordaba ya como era. He estornudado y he cruzado la calle pasando del semáforo.

Me he sentido un rebelde que iba contra el sistema, pero mi sueño se ha desvanecido cuando se ha puesto verde para los coches.
He corrido.

He querido pisotear los charcos de la lluvia de anoche, pero se que tendría que lavar yo mi propia ropa y jamás volvería a oler igual.

De todos modos, siento gozo de ver como me afectan aun las pequeñas cosas.

Y me he vuelto a acordar entonces de ti…