El señor Niño

Érase una vez un señor simple.

Tenía mala dicha, y aunque en realidad su nombre era Señor Niño, la gente del barrio le llamaba señor Olvidado. Decían que estaba loco, pero no lo estaba, solo que el pobre tenía mala suerte.

El señor Olvidado tenía la inquietante manía de subirse a las cornisas de los edificios más altos a esperar que un ángel bajase del cielo para acariciarle el pelo.

Fue el día de su cumpleaños, cuando un querubín, hermoso y lleno de vida, le fue a visitar a la cornisa.

Su pelo era negro y su cara la de un ser feliz.

El señor Olvidado, entonces fue el más dichoso del universo, con tan solo la tersa mano del ángel en su pelo. Le había tocado Dios.

Al día siguiente, como siempre, volvió a la cornisa, esta vez más motivado que nunca, por ver si el querubín volvía de nuevo para darle un minuto de felicidad solo con una mera palabra.

Pero el ángel no volvía, y durante mucho tiempo, el señor Olvidado, siguió con su liturgia en las alturas, sin desfallecer jamás.

Y pasaban los días, las semanas, los meses… y el ente no volvía.

El señor Olvidado murió en la cornisa del edificio más alto, y se reencarnó en otro señor simple, al que apodaron señor Resignación.

Érase una vez un señor simple.
Tenía mala dicha, y aunque su nombre era Señor Niño, la gente del barrio le llamaba señor Resignación.

13 comentarios en “El señor Niño

  1. ¿Cómo pudo morir el señor Olvidado si estaba en la cornisa del edificio más alto? En todo caso se dormiría. Creo que el señor Resignación es otro, un caradura que se está aprovechando de la situación.

    Un beso

  2. no, tenia una personalidad peculiar, un síndrome de Kotar…

    El señor Olvidado murió de pena, aunque es una tonteria de muerte porque morir de pena es científicamente imposible, más bien de inanición hundido en la pena, eso es más correcto.

    El señor Resignación es el resultado de la crisálida de la pena, una mariposa que es atraída por la luz más brillante y que se golpea una y otra vez contra las paredes del recuerdo.

  3. A mi me dan miedo las mariposas, desde pequeña. Y también las cucarachas, pero eso es otra historia.

    Pero entonces, esa mariposa resignación es un poco boba? Por darse chocotones todo el tiempo, porqué no sale por la ventana? que la tiene ahí abierta… ¿Está ciega?

  4. créame, vecina, que la mariposa está dándose cuenta de ello, pero al fin y al cabo es una mariposa y no se le puede pedir más…

  5. oh sí, es muy cómo decir, soy una mariposita y no se me puede pedir más.
    Así vamos, así me aburro de tanta mariposita que hay por ahí.

    libranos señor de las maripositas, que yo prefiero lidiar con el recuerdo echando de menos, pero sin maripositas alrededor

  6. Hace tiempo le dije a alguien a quien aun quiero y querré toda mi vida “no te justifiques, deja que cada cual se haga su idea”…

  7. El señor resignación dice que se suicidó.
    La resignación es un suicidio diario.

    Vivan las maripositas, me encantan las mariposas y si son de colores más.

    .

  8. A ver chachos…estamos todos locatis?
    El síndrome de Kotar no es mas que una depresión psicótica ¡¡ y uno de sus síntomas es la presencia de delirios y alucinaciones…por lo tanto ni vino un angel, ni cristo redentor …

    Si alguien padece Depresión Psicótica, no verá la vida de forma realista, ni estará en condiciones de cuidar de sí misma, por lo que puede hacerse peligrosa. Para su propia protección, siempre debe ser ingresada a un Hospital Psiquiátrico para recibir tratamiento. Doctora Chan dixit…

    Cuidadín que nos movemos hacia terrenos pantanosos…

    Lo del señor resignación es otra cosa…

  9. A usted queria yo verla aquí, Doctora Chan, mi gabinete ha recibido un informe con sus referencias y estabamos a punto de llamarle para contratarla como residente en el Hospital de esta villa.

    Pantanos? quiaaa XDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s