El síndrome Eric Cartman.

cartmaquotes.jpg

Como sabeis, cada tres por ocho me da por algo, y esta vez es por South Park. Resulta que me pongo los capítulos en audio para oirlos mientras curro (asi me va) y me he dado cuenta de que el verdadero alma mater de la serie es el ínclito Eric Cartman.

Un niño gordito y cabrón
, más bien hijoputa, racista y bandolero que disfruta con los males ajenos porque en realidad es un despojo, fruto de sus traumas infantiles.

Bien, esa definición os ha sonado verdad? A cuantos conoceis con ese mismo problema? A muchos.

En el fondo no hay nadie malo en esta galaxia. Todos tenemos fondo, algunos más profundo que otros, por eso les cuesta llegar a comprender. Suelen justificar sus actos mediante socarronería jocosa, sintiendose diferentes y especiales, como protagonistas de su propia novela, algo asi como creerse Demian (el de Hesse, no el niño maligno), pero siendo más bien tontos de culo. Com si alguien, voz en off, narrase su cotidianidad. Si, hay gente especial, a su manera, que poseen la razón, pensando que solo hay una.

Son los aquejados del síndrome Eric Cartman.

Mamones, buitres, mentirosos y canallas. Envidiosos e irracionales.

Asi que, ya sabeis. Cuando tengais que etiquetarlos: síndrome Eric Cartman.

Hasta aquí la cátedra sobre psicología de urinario.

Hasta la próxima edición.

Anuncios